El colorido se apodera de la India todos los años con el Holi, el festival de colores que recibe a la primavera. El inicio de la celebración lo marca la noche de luna llena, que viene con el “Phalguna”, el undécimo mes del calendario hindú, que regularmente suele coincidir con finales de febrero y mediados de marzo.

La fiesta del color también es conocida como el Festival de la Primavera, porque celebra el fin de la estación invernal y le da la bienvenida a la temporada de las flores. Esta tradición también tiene un origen mítico-religioso. Según el hinduismo, es la celebración del bien sobre el mal.

Existen muchas leyendas para explicar la razón de esta celebración, pero una de las más conocidas es la que hace referencia a Holika, la hermana del rey Hiranyakashipu, que quería que todo el pueblo la adorara como un Dios y el príncipe Prahlada decidió seguir creyendo en el Dios Vishnu. Por esa razón, Holika quería matarlo en una hoguera y al final no lo logró.

La otra historia le da más sentido al colorido que se emplea en Holi Festival. Hace referencia al amor entre Radha y Krishna. Ella era de piel clara y él de piel oscura y por sugerencia de la madre de Krishna, la solución para que ambos lucieran igual era pintarle la cara a Radha con colores oscuros.

De cualquier modo, es una celebración de la felicidad y la libertad. Ocurre en todo el país mientras una nube de color toma todos los espacios y las personas bailan y celebran. Todos se arrojan polvos de colores y toda la ropa, la cara y el cuerpo quedan totalmente coloridos.

El Holi Festival es una celebración de la India, pero su popularidad ha recorrido varias partes del mundo en los que habitan comunidades Hindú. Tales como Nepal, Sri Lanka, Malasia, Sudáfrica o Reino Unido, donde también llega la celebración a todo color para recibir la primavera.

Las actividades comienzan la noche de luna llena y continúan al día siguiente. El primer día en la noche se conoce “Holika Dahan”, o “Chhoti Holi”, y se celebra en torno a una hoguera, símbolo del triunfo del bien sobre el mal. El segundo día es el famoso Holi o Rangwali Holi, cuando el ambiente se empieza a llenar de polvos de colores, conocidos como el gulal.

Los principales colores empleados en el festival tienen una representación. El rojo es el reflejo del amor y la fertilidad; el azul identifica a Krishna; el amarillo, la cúrcuma; el verde, es el símbolo de la primavera.

Definitivamente se trata de una celebración que une a personas de todas las razas y clases sociales,  y seguramente vos no te la querrás perder.

Lectura recomendada: 5 opciones imperdibles para disfrutar las vacaciones en Navidad