Viajar es de las mejores sensaciones que existe, te libera del estrés y de la cotidianidad. Pero cuando regresas de ese destino que tanto deseaste, te das cuenta de que las fotos que tomaste no son como las habías soñado y te preguntas:

¿Por qué están fuera de foco? ¿Por qué se ven muy lejos? ¿Por qué se ven tan oscuras y feas?

Por eso, te daremos unos tips para que tomes unas fotos increíbles y seas la envidia de cualquier viajero.

Tu cámara es tu amiga ¡Conocela!

Ya sea un teléfono móvil, una cámara semi-profesional o profesional investiga todo sobre ella. Dale el tiempo necesario e invierte un tiempo para conocer las herramientas básicas y el funcionamiento. Busca manuales en Youtube de como manejar tu equipo.

Busca algo distinto

Busca nuevos puntos de vista, que salgan de la típica foto aburrida. Haz que tu creatividad vuele y pregúntate si es una fotografía que cualquier persona puede hacer.

Fíjate de los elementos a tu alrededor como la luz, la gente, objetos o cualquier cosa que interrumpa lo cotidiano.

Piérdete

Una de las sensaciones más increíbles cuando estás viajando es encontrarse un lugar nuevo gracias a que te perdiste. Descubrir nuevas calles y rincones escondidos va ser que tu creatividad fotográfica florezca y tomes fotos espectaculares.

Cuenta una historia

Detrás de cada foto siempre hay una historia que contar.  Si usas alguna red social trata agregar ese elemento plus al retrato, paisaje o foto de alguna comida con una narración o un relato de lo que estaba sucediendo.

Habla con los lugareños

Siempre es bueno comunicarse e interactuar con las personas que viven en el lugar que visitas. Ellos te van a dar recomendaciones de donde ir, donde comer, que visitar y hasta te pueden contar alguna anécdota que te servirá para relatar una historia a través de la cámara. 

¿Estás preparado para tomar las mejores fotos de tu vida?