Sin duda, las Cataratas de Iguazú son unas de las maravillas naturales del mundo más impresionantes, con sus 257 saltos de agua, te enamoran desde cualquier lado, tanto del brasileño como del argentino.

A continuación, te vamos a dar las razones suficientes para que no te pierdas de esta aventura por la selva misionera.

Buen precio por pocos días…

Si cuentas con pocos días de vacaciones, Iguazú es el destino ideal para conocer. Puedes hacer el lado brasileño y el argentino en dos días y puedes encontrar paquetes con todo incluido a un muy buen precio durante todo el año.

Todo el año puedes viajar a las Cataratas …

Si bien, lo más recomendable es ir en otoño o en primavera para disfrutar de todo el esplendor de las cataratas, tampoco es un impedimento viajar en verano. Aunque hace calor, es tolerable y en invierno pueden haber días frescos pero vas a poder recorrerlo sin ningún problema.

El lado argentino….

La emoción de recorrer las pasarelas y ver la majestuosa Garganta del Diablo, el salto más alto y el mayor caudal de las cataratas (una de las partes más impresionantes de todo el viaje). No es solo verlo desde afuera sino que desde el lado argentino podrás sentir realmente las cataratas. Puedes hacer la “Aventura Náutica” donde te subirás a una lancha, conocerás los saltos argentinos, brasileños y te sumergirás debajo de la Garganta, viviendo la experiencia desde adentro.

El lado Brasileño…

Si en el lado argentino se sienten las cataratas, en el lado brasileño se ven de un modo panorámico. Recorrer las cataratas del lado brasileño te va a llevar medio día, y vas a tomar las mejores fotos.

¿Te sumas al próximo viaje?